HISTORIA

 

El Palmetum de Santa Cruz se abrió al público en 2014, pero tiene una historia ciertamente peculiar, porque su creación ha sido un reto que duró más de veinte años.

Ocupa una montaña artificial que se creó como vertedero, acumulando basura en la década de los 70. Desde 1996 se trabaja para convertir un espacio totalmente degradado en un paraiso para la naturaleza.

1983 - Se clausura un vertedero

El vertedero se cierra oficialmente en 1983 quedando una montaña de residuos de 40 metros de altura, que carece casi por completo de vegetación y a la que el viento barre de un lado a otro, transportando polvo, salitre y los malos olores que proceden de la fermentación. En los años posteriores, se crea en la ciudad un debate público sobre qué hacer con este espacio. Se plantea la recuperación del barrio, la construcción de un auditorio y otros hitos, pero la montaña pasa algunos años en el olvido. A comienzos de los 90 se toma en consideración la idea del ingeniero agrónomo Manuel Caballero, conocedor y amante de las palmeras, que propuso la idea de un proyecto botánico sobre el vertedero clausurado.

1995 - 1996 - Nace un proyecto

Las ideas se convierten en proyecto y el Palmetum aparece en los medios de comunicación. Comienzan en 1996 los trabajos de construcción, invirtiéndose en esta primera fase alrededor de cuatro millones de euros procedentes mayoritariamente de fondos europeos. Los directores generales del proyecto son Manuel Caballero y los ingenieros civiles José Luís Olcina y Juan Alfredo Amigó. La montaña empieza a transformarse y los escombros se cubren de tierra fértil, se abren las pistas y se instala un extenso sistema de extracción de gases, con pozos, bombas y una antorcha para quemarlos.

 

A la vez se empieza a crear la colección del Palmetum. En la primavera de 1996 el biólogo Carlo Morici es contratado para hacerse cargo de los asuntos botánicos y establecer una red de contactos técnicos. La mayor parte de las especies se germinan en invernadero, a partir de semillas importadas desde diversos países y frecuentemente proceden de instituciones botánicas que aportan datos documentados sobre cada planta.

1997 - 1999 - Edificios y Plantaciones

La montaña está en plena obra, ya que se construye el octógono, el museo de la palmera, los ríos, las cascadas y otras estructuras.

 

Se contrata el Licenciado en Bellas Artes Carlos Simón para imprimir carácter a la obra y así se componen las cascadas y se colocan las grandes piedras próximas al río y los lagos. Simón conoce bien la vegetación tropical y dirige las plantaciones de las primeras palmeras. Entre ellas hay grandes ejemplares importados, especialmente RoystoneaSabal, Cocos, ElaeisAcoelorraphe, y más de cien especies de tamaño mediano. También se plantan algunos de los Ficus que hoy lucen inmensos en distintas secciones geográficas, algunos árboles del octógono y la corona de árboles cortaviento en los bordes Norte y Nordeste de la meseta.

 

Las plantas tienen comienzos difíciles. Tras el estrés del trasplante a la montaña aún desierta el proceso de recuperación se alarga meses o años.

 

En esas fechas, entre semillas y plantas la colección crece hasta superar las 400 especies de palmeras. Se colabora con otros jardines botánicos del mundo y se organizan viajes a países tropicales con la finalidad de obtener especies únicas para la colección, estudiar poblaciones de palmeras locales y adquirir piezas de interés etnográfico.

 

Otro edificio en construcción es el Museo de las Palmeras, destinado a exponer piezas botánicas y etnográficas. El norteamericano Dennis Johnson es encargado de obtener los primeros objetos para crear una colección de piezas documentadas, tan variadas como sombreros, esculturas, medicinas o canoas.

2000 - 2006 - Años de espera

Se finaliza la primera obra y se frena el desarrollo del proyecto, el parque queda cerrado y los jardines reciben cuidados mínimos. Algunas de las plantas más sensibles mueren y otras son retiradas a los invernaderos municipales. Menos de un tercio de la montaña está ajardinado, pero el tiempo pasa y los ejemplares más afortunados van creciendo y “creando paisaje”.

 

Se realizan pequeñas actuaciones, en 2000 y 2002 el Ayuntamiento organiza dos convenios con trabajadores del instituto de empleo. Se crean las secciones dedicadas a las Islas del Pacífico y se añaden especies que hoy brillan entre las joyas del parque: entre otros, se plantan los baobabs, las palmeras barrigonas, las araucarias y los mangles. Se vuelve a contar con la dirección técnica de Carlo Morici que desde ahora seguirá presente en las actuaciones de los años siguientes, encargándose también del diseño de las plantaciones y de los nuevos jardines.

 

Para muchos ciudadanos en estos años el Palmetum es una obra abandonada, pero otros ven con interés y admiración lo que crece en el parque. Aparecen reportajes en revistas internacionales y a finales de 2004 un grupo de la Sociedad de Palmeras francesa Fous de Palmiers visita el Palmetum de manera oficial.

 

En ese mismo año se definen los límites actuales de las secciones biogeográficas, dando más espacio a las islas del mundo y el plano del Palmetum es presentado en el congreso de la International Biogeographical Society.

2007 - 2009 - Mejoras en los taludes y nuevas secciones biogeográficas

La vegetación sembrada diez años antes empieza a adquirir un gran desarrollo, sin embargo menos de la mitad de la montaña está plantada y siguen quedando inmensos espacios desiertos. En 2007 se reactiva el proyecto, con fondos del Gobierno de Canarias y del Ayuntamiento.

 

El Gobierno encarga recuperar y mejorar los inmensos sistemas de riego y de extracción de gas, acondicionar las más de tres hectáreas de taludes orientados hacia el Sur, que continúan siendo campos de escombros.

 

En 2007 se empiezan a plantar dos nuevas secciones dedicadas a Nueva Guinea y Borneo y Filipinas y a finales de 2007, el ayuntamiento negocia un plan de mantenimiento y mejora del jardín botánico. Las colecciones vuelven a crecer y los vacíos en el verde de la meseta  van llenándose. Desde entonces se mantiene un registro de especies en cultivo y un plano en formato digital de la montaña con todos los ejemplares y sus respectivos códigos de registro.

 

Además en 2007 el Palmetum se vuelve “ecológico”, porque se extiende el uso de triturados vegetales como acolchado natural, se anula el uso de herbicidas y productos fitosanitarios. Además se utiliza agua regenerada para el riego, procedente de la depuradora municipal. Es la voluntad de Aurea Baena y María Flores del Negociado de Parques y Jardines, que quieren un parque público completamente sostenible y éste es el primero en serlo en España. Quizás también por ello, en estos años las aves se hacen cada vez más abundantes y en 2009 encontramos ejemplares de búho chico criando en el octógono.

2010 - 2011 - La obra que lo convierte en un parque

En primavera de 2010 comienza una gran obra que en menos de dos años dejaría el Palmetum apto para ser visitado. Se asfaltan y empedran caminos, plazas y miradores. Se coloca etiquetado y señalización, alumbrado, barandas, bancos y papeleras. Además, se construye el edificio de dos plantas en la entrada, con la torre y el puente que conecta hacia la meseta, se instalan los baños, un nuevo invernadero de servicio y cuartos de mantenimiento. El cambio es absoluto, el Palmetum se ha convertido en un parque presentable con calles y plazas y deja de tener aspecto de un campo experimental.

 

Terminada la obra, en Octubre de 2011 tiene lugar en Tenerife la reunión de directivos de la International Palm Society que culmina con la visita al Palmetum. Las grandes personalidades del mundo de las palmeras admiran el progreso.

2013 – 2014 – La apertura al público

En el otoño de 2013 se da un primer paso, hacia la apertura al público y se organiza un ciclo de visitas guiadas mediante la Fundación Santa Cruz Sostenible. Pensando en la apertura, el parque se llena por primera vez de plantas herbáceas y colores. Llegan las primeras bromeliáceas al octógono y se añaden especies de interés popular, como el plátano rojo o la vainilla. Más de 2000 ciudadanos visitan el desconocido Palmetum y quedan sorprendidos al ver que el vertedero ya es otra cosa. Muchas visitas terminan en aplausos y el Palmetum por fin aparece en los medios locales, dejando de ser un proyecto cerrado y oculto al gran público.

 

El 28 de enero 2014, después de unos 18 años de trabajos al fin se inaugura el Palmetum con la visita de los aún príncipes Don Felipe y Doña Letizia, hoy Reyes de España. Es un acto organizado por el Ayuntamiento de Santa Cruz, al que también asisten las principales personalidades de la Comunidad Autónoma. En una espléndida mañana soleada recorren los jardines durante casi una hora, acompañados por autoridades y miembros del equipo técnico, para luego celebrar un acto inaugural que culmina con la plantación de un joven ejemplar de Roystonea prínceps, la “Princesa de las palmeras reales”, especie jamaicana que hoy crece robusta cerca de la cascada del Caribe.

 

Para esta visita el Palmetum se viste de gala y se completan por fin muchos jardines, ultimando detalles por todo el parque y plantando especies nuevas. Se crean los jardines que rodean el edificio de la entrada y se recarga el octógono de bromelias, aráceas y otras especies herbáceas atractivas. Desde su inauguración el Palmetum queda abierto al público. Hoy da sus primeros pasos para crearse un lugar en la ciudad y en el mundo. Se sigue plantando y avanzando con mil mejoras.

Primeras publicaciones en prensa sobre el palmetum

Diario de Avisos 15 de Marzo de 1991, portada y pags 6 y 7

 

El Dia 20 de Marzo de 1991 “El Palmetum un ambicioso proyecto dentro del Parque Maritimo”

 

La Gaceta de Canarias 14 febrero 1992 pag 11 “El Parque Maritimo, un jardin tropical que rescata el agua del mar para la ciudad”

 

El Dia 14 de febrero de 1992 portada y pag 8 “Ambicioso proyecto de futuro”

 

Diario de Avisos 14 de febrero de 1992 portada y pag 8 y 9 “el parque será maravilloso”

 

El Dia 17 de Mayo de 1992 pag 14 “”El Parque Maritimo ya está cimentado”

 

El Dia 20 de Mayo de 1992 pag 14 “El Palmetum, un jardin tropical para el ocio”

 

El dia 18 de Octubre de 2004 pag 12 “Un grupo de aficionados franceses visitó el inacabado Palmetum”

 

El Dia 23 septiembre 1996 pag 24 ” El oasis de la ciencia”

 

La Provincia 15 de noviembre de 1998 pag 38 “Santa Cruz albergará uno de los parques de palmeras mas grandes del mundo”